Loading...

1978. EL AñO QUE MARCHAMOS A LA GUERRA

Guillermo Parvex  

0


Fragmento

CONTEXTUALIZACION

Estas páginas tienen como propósito entregar una visión personal de la grave crisis vivida entre Argentina y Chile durante 1978, cuando ambas naciones estuvieron solamente a minutos de trabarse en una guerra total.

De este conflicto ya han pasado cuarenta años y no obstante el grave peligro de un enfrentamiento, la situación —en el caso de Chile— pasó prácticamente inadvertida para el grueso de la población y quienes estuvieron en la primera línea, ya fuesen uniformados profesionales o reservistas convocados secretamente al servicio activo, ya pertenecen casi en su gran mayoría a la tercera edad o han fallecido.

Considero que para las nuevas generaciones es importante conocer lo que realmente sucedió, no para despertar anacrónicos nacionalismos, sino para tener presente la importancia de preservar la paz hasta el último instante.

De estas líneas se podrá inferir la prudencia con que actuaron las autoridades chilenas en este conflicto. Sin embargo, esta actitud fue acompañada por una intensa preparación de todos los medios disponibles —sin alarmar a la población civil— para que las Fuerzas Armadas respondieran de la forma más decidida y enérgica a la inminente agresión.

En ese período dramático fue factible apreciar la gran disposición con que miles de reservistas acogieron el silencioso llamado a reintegrarse a las filas y la generosidad con que asumieron sus puestos, los que debían defender con su vida si ello fuese preciso.

Además, es importante tomar en consideración que esta extrema situación se vivió en plena dictadura, en momentos en que el país estaba absolutamente polarizado, lo que sin embargo no fue motivo para que millares de chilenos que ya habían hecho su servicio militar acudieran a los cuarteles, dejando de lado su pensamiento o ideología, demostrando así que la defensa de Chile estaba por sobre la contingencia nacional, por muy grave que esta fuera.

Mientras cerca de cien mil soldados, marinos, aviadores y carabineros permanecían vigilantes y dispuestos a defender a ultranza nuestro territorio, la inmensa mayoría de los chilenos continuaba realizando su vida en forma normal.

Por esa misma razón, la grave crisis generada en 1978 es prácticamente ignorada por muchos y otros la conocen parcialmente, sin percibir que ese año estuvimos a minutos de entrar a una guerra cuyas trágicas consecuencias estarían fuertemente presentes hasta hoy.

Las vivencias durante ese conflicto, que aquí se reproducen, fueron redactadas en la época a medida que ciertos hechos de alguna relevancia iban sucediendo.

Estas notas podrían aportar una visión de esta cuasi guerra, pero resultaban insuficientes para entregar una mirada más general. Por ello, fueron contextualizadas con la situación general imperante en ambos países durante el año que vivimos en peligro.

La información global del conflicto fue extractada —principalmente— de la prensa chilena y argentina entre marzo y diciembre de 1978, en su gran mayoría de los diarios argentinos Clarín y La Nación y de los chilenos La Tercera y E

Recibe antes que nadie historias como ésta