Loading...

20 FILóSOFOS VISITAN SU EMPRESA

Carlos Sandoval  

0


Fragmento

Introducción

El objetivo de este libro es poner al servicio del desarrollo organizacional la reflexión filosófica realizada en Occidente desde el siglo IV a.C. hasta nuestros días, con el fin de extraer aprendizajes, orientaciones, descubrimientos e intuiciones que ayuden a ser mejores líderes y a construir mejores organizaciones.

Mi vocación profesional es, desde hace muchos años, traer conocimientos de valor al molino de las organizaciones para contribuir a su efectividad, desarrollar mayores niveles de confianza, cumplir con la vocación de servicio a la que están llamadas y fortalecer sus identidades. Siempre me he propuesto hacerlo bajo un estilo que combine simplicidad, orientación práctica y rigor. Mis libros Crear valor con las personas; Me nombraron jefe ¿qué hago?; Magos, reyes y guerreros, y De jefe a líder, han intentado cumplir con dicho llamado.

20 filósofos visitan su empresa está destinado a directores, gerentes y líderes, pues todos ellos tienen una especial responsabilidad en la construcción de organizaciones y en el desarrollo de personas. La vida completa acontece en medio de organizaciones: nacemos, nos educamos, trabajamos, nos enfermamos, sanamos, morimos y somos soportados por ellas en el diario vivir. Por ello, el modo que adopten impacta directamente nuestra identidad, bienestar y capacidad de acción. Es por tanto un aporte al desarrollo de la comunidad todo aquello que se haga por construir, conducir y mantener organizaciones de mejor nivel.

¿Por qué un libro de filosofía? La respuesta nace de motivos personales, profesionales y convicciones.

En lo personal, estudié filosofía como primera carrera profesional, fui ayudante de la cátedra de Filosofía Moderna y posteriormente profesor ayudante de la cátedra Grandes Ideas de Occidente. Allí me apasioné por la reflexión, la libertad para pensar y la búsqueda del sentido. Si bien mi camino posterior, desde 1998, siguió el sendero de la consultoría organizacional, nunca he abandonado la lectura filosófica y siempre he encontrado en ella orientaciones para mi trabajo.

En lo profesional siempre he sentido «algo de rechazo» por el conocimiento meramente instrumental que se toma el mundo de las organizaciones, el desarrollo de las personas y el liderazgo: «Herramientas para…», «Las fórmulas del…», «10 tips para…» y «Consejos para…». Si bien ello es valioso, y muchas veces necesario, frecuentemente extraño el fundamento, la perspectiva del sentido y la mirada amplia donde la herramienta encuentra su sitio. Este horizonte es propio de la reflexión filosófica. Asimismo, clientes y alumnos han valorado esa mezcla de profundidad y aplicación, pensamiento y acción que he intentado dar a mi ejercicio de la consultoría y la formación.

Tengo la convicción profunda de que todo líder requiere contar con una visión mayor que lo meramente instrumental; mal que mal, están a cargo del desarrollo de personas, enfrentados a dilemas éticos, son convocados para implementar cambios, se ven en la encrucijada de tomar decisiones difíciles y enfrentar disputas de poder. En estas cuestiones propiamente humanas, la perspectiva filosófica ayuda e ilumina, pues estos temas se repiten desde largo tiempo: es que el mundo no empezó con la revolución digital, el desarrollo de la planificación estratégica o las metodologías ágiles.

Como estructura, el libro imagina «visitas» que connotados filósofos hac

Recibe antes que nadie historias como ésta