Loading...

EL NIñO QUE SE OLVIDó DE DORMIR

Rush Smith  

0


Fragmento

pag9.jpeg

No me ha dado tiempo a contaros quién ha muerto, aunque tampoco sé si pueden llegar a ser de vuestro interés los terribles sucesos que acontecieron en la habitación de un viejo motel del pueblo más tranquilo del mundo. No podemos traer de vuelta un corazón que ha dejado de latir, pero podemos compartir su historia para que de alguna forma lo siga haciendo. Y esa es mi labor como escritor, la de resucitar a los muertos.

La escena era demasiado aterradora para describirla, pero es necesario que lo haga para cumplir con la reputación que me precede en anteriores libros. Estaba tumbada en el suelo sonriendo, como si el charco de sangre que había debajo de su cuerpo no tuviera nada que ver con ella. Este se había convertido en una prolongación del vestido rojo que llevaba, haciendo difícil distinguir dónde empezaba la mancha y dónde acababa la tela. La sangre nacía del oscuro agujero que tenía en el pecho, como si brotaran las costuras desde su corazón hasta la madera. Mientras sus pies permanecían todavía al calor de la tibia estancia, sus manos se empapaban en el exterior por la lluvia.

Recibe antes que nadie historias como ésta

pag10.jpeg

La más grande de las tormentas desataba toda su rabia sobre La Vila, uno de los pueblos costeros más pequeños del norte del continente. El sonido del oleaje del mar se erguía fuerte a pesar de los inútil ...