Loading...

LA BALADA DE LA CáRCEL DE READING

Oscar Wilde  

0


Fragmento

A LORD ALFRED DOUGLAS

Cárcel de Su Majestad, Holloway,

lunes por la noche [29 de abril de 1895]

Mi queridísimo muchacho:

Quiero asegurarte mi amor inmortal y eterno por ti. Mañana todo se habrá acabado. Si la cárcel y el deshonor son mi destino, piensa que mi amor por ti y la idea, la creencia aún más divina, de que tú me amas a tu vez me sostendrán en mi desdicha y me volverán capaz, espero, de soportar mi dolor con más paciencia. Como la meta y el aliento de mi vida presente es la esperanza, más que la certeza, de volver a encontrarte en algún mundo, ¡ah!, por eso debo continuar viviendo en este mundo.

Mi querido _____ ha venido a visitarme hoy. Le he dado varios mensajes para ti. Me ha contado una cosa que me ha apaciguado: que mi madre jamás necesitará nada. Siempre le he procurado la subsistencia, y pensar que pudiera

Recibe antes que nadie historias como ésta