Loading...

LA FELICIDAD EN EL TRABAJO

Marie Kondo   Scott Sonenshein  

0


Fragmento

INTRODUCCIÓN

MARIE KONDO

¿Tienes la mesa siempre enterrada bajo montañas de documentos? «¡Uf! ¿Dónde he puesto el informe que tengo que entregar mañana?».

¿Tienes una lista interminable de correos electrónicos pendientes por mucho que entres en tu cuenta? «Sobre el correo que le mandé ayer…». «¿Qué correo?».

¿Tienes la agenda abarrotada de citas con personas a las que ni tan siquiera quieres ver?

¿Sigues funcionando así todos los días porque te has olvidado de lo que verdaderamente querías hacer?

¿Te cuesta tomar decisiones?

Te estás preguntando: «¿Se reduce la vida a esto? ¿A ir tachando cosas de una lista de tareas pendientes? ¿No hay ninguna manera de restablecer el orden en mi trabajo, mi carrera profesional, mi vida?».

Si te identificas con alguna de estas reflexiones, hay una solución: ordenar.

Este libro no solo trata de cómo ordenar tu espacio de trabajo. Trata de cómo poner en orden los aspectos físicos y no físicos de tu trabajo, incluidos tus datos digitales, tu tiempo, tus decisiones y tu red de contactos, y de cómo generar alegría en tu vida profesional.

Muchas personas se desaniman en cuanto oyen la palabra «ordenar». «¡Me es imposible sacar tiempo para eso! Ya estoy demasiado ocupado», protestan. «Tengo que tomar demasiadas decisiones como para pensar siquiera en ordenar», dicen algunas, mientras que otras afirman: «Ya lo he intentado. Ordené todos mis documentos y ahora vuelven a ser un desastre».

Muchas personas no creen que puedan hallar alegría en su trabajo. «Me paso el día yendo a reuniones que no sirven para nada. Ordenar no va a cambiar eso —insisten—. Además, hay demasiadas cosas que no dependen de mí. Es imposible que mi trabajo pueda darme alegría». Pero, de hecho, ordenar como es debido es lo que hace posible tener alegría en el trabajo.

Ordenar me fascina desde que tenía cinco años. Cultivé este interés durante toda mi época escolar y di mis primeros pasos como consultora de organización a los diecinueve años mientras aún estudiaba en la universidad. El método KonMari surgió de la experiencia que adquirí enseñando a otros a ordenar.

Mi enfoque tiene dos características que lo distinguen: es sencillo pero eficaz, asegurándote así que ya no volverás a recaer en el desorden, y se basa en un criterio de selección único: elegir lo que da alegría. Cuando nos preguntamos: «¿Me da esto alegría?», nos reconectamos con nuestro yo interior y descubrimos lo que es verdaderamente importante para nosotros. El resultado es un cambio de conducta duradero que imprime un rumbo positivo a nuestra vida.

Di a conocer este método en La magia del orden. Traducido a cuarenta idiomas, se han vendido más de doce millones de ejemplares en total. Me he pasado los últimos años difundiendo mi método por todo el mundo. Y durante este proceso, una pregunta ha surgido de forma reiterada: ¿Cómo podemos ordenar el espacio de trabajo y generar alegría en el trabajo?

La mayoría de las personas me ven como a una especialista en ordenar casas, no como a una experta en ordenar espacios de trabajo, y mucho menos en desarrollo profesional. No obstante, mientras trabajaba en una compañía japonesa, dediqué la mayor parte de mi tiempo libre a enseñar a directivos de otras empresas a ordenar su despacho. Incluso los empleados de la compañía en la que trabajaba empezaron a pedirme consejo. Al ver lo ocupada que empecé a estar dando estas clases, finalmente me decidí a dejar mi trabajo y establecerme como consultora independiente.

Mis consultores titulados continúan dando clases y conferencias sobre cómo ordenar el espacio de trabajo con el método KonMari. Comparten entre sí los conocimientos y experiencias que adquieren y modifican los contenidos según sea necesario. Mediante este proceso, ha quedado claro que ordenar contribuye en gran manera a mejorar el rendimiento laboral y aumentar la alegría que nos aporta trabajar.

Por ejemplo, los clientes nos han dicho que ha incrementado su volumen de ventas hasta un 20 por ciento, ha aumentado su eficiencia hasta el punto de poder irse a casa dos horas antes y les ha ayudado a replantearse el significado de su trabajo y a reavivar su pasión por él. Hemos visto innumerables ejemplos de cómo el orden puede mejorar la vida profesional, física y psicológicamente. De igual manera que ordenar la casa genera alegría en nuestra vida, ordenar el espacio de trabajo lo hace en nuestro entorno laboral, al ayudarnos a ser más organizados y obtener mejores resultados. Este libro nos revela los secretos de ese proceso.

Por supuesto, en el trabajo no todo puede evaluarse en función de si proporciona alegría o no. Existen normas de empresa que hay que acatar, superiores que toman decisiones que a

Recibe antes que nadie historias como ésta