Loading...

NI ORDEN NI PATRIA

Mauricio Weibel  

0


Fragmento

Nota del autor

Después de pasar dos años investigando la corrupción en el Ejército, estaba agotado y no tenía intenciones de volver a reportear el tema. No quería saber más de robos al fisco que quedan en la impunidad, mientras millones de chilenos sobreviven en la pobreza o en sus bordes.

Deseaba encontrar alguna historia más luminosa o adentrarme en un ámbito más social.

Fue así que, a fines de 2016, un alto ejecutivo del mercado de capitales me entregó bajo anonimato, y acompañado por un conocido abogado de la plaza, una serie de informaciones y evidencias que mostraban una diversidad de desfalcos en la gestión de los fondos previsionales bajo control de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). «Yo participé de esto», me dijo.

Impactado por la profundidad de la denuncia, aproveché un viaje a Panamá, por la entrega del Premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación, para conseguir otros antecedentes que respaldaron y ampliaron las versiones de esta fuente off the record, la que llevaba más de una década incrustada en los niveles más altos de operación del sistema de AFP.

Tras recibir una enorme cantidad de documentos desde fuera de Chile, y con una ingenuidad absolutamente absurda a mis años, presenté el caso y la documentación a mis jefes en TVN, la televisión pública chilena.

También les aclaré que existía la posibilidad de disponer del apoyo de redes periodísticas internacionales para avanzar en el reportaje, el que implicaba revisar las actuaciones de las AFP en el extranjero.

«¿Quién te crees para tomar e

Recibe antes que nadie historias como ésta