Loading...

¿QUIéN ASESINó A MANUEL RODRíGUEZ?

Guillermo Parvex  

0


Fragmento

INTRODUCCIÓN

Si bien los primeros en ser víctimas de una «limpieza ideológica» en forma posterior a la independencia de Chile fueron los hermanos Juan José y Luis Carrera, a ellos se les sometió a un proceso judicial, aunque de dudosa legalidad, y fueron fusilados en Mendoza el 8 de abril de 1818. Igual suerte correría José Miguel Carrera, también ajusticiado en Argentina, en septiembre de 1821.

Con esa claridad histórica, entonces, podemos considerar que el primer asesinato político perpetrado en el territorio chileno después de la independencia y sin sanciones a los autores materiales e intelectuales, fue el homicidio de Manuel Rodríguez Erdoyza, el 26 de mayo de 1818.

Por muchos años se ha atribuido la orden del asesinato de Manuel Rodríguez a la denominada Logia Lautaro, pero diversas investigaciones han demostrado que en 1813 se generó por iniciativa de algunos lautarinos una organización paralela, conocida informalmente como la sociedad secreta de Buenos Aires.

Esta sociedad pretendía un americanismo, idea a la que se oponían José Miguel Carrera y sus hermanos Juan José y Luis. Esta misma posición tenía el abogado Manuel Rodríguez, pero este último, además, era declarado opositor a la hegemonía de Argentina en todo este proceso, materializada en la persona del general José de San Martín.

Sin embargo, es de justicia aclarar que San Martín siempre guardó simpatías por Rodríguez y frenó en innumerables oportunidades a Bernardo O’Higgins, para quien el abogado y guerrillero era un permanente motivo de preocupación y un riesgo latente, considerando que tenía un gran carisma y, a diferencia suya, también mayor facilidad de oratoria y arrastre popular.

Rodríguez, al igual que los Carrera, se consideraba un republicano, partidario de gobiernos democráticos que forjaran cada nación americana en forma independiente y en múltiples ocasiones se enfrentó con O’Higgins por su gran dependencia de las directrices provenientes de Buenos Aires.

Aunque algunos historiadores han pretendido demostrar que gran parte de las hazañas que se le atribuyen a Manuel Rodríguez son parte de una mitología popular y que llegan al extremo de considerarlo «un tinterillo del patriciado», que incluso no combatió en ningún hecho de ar

Recibe antes que nadie historias como ésta