Loading...

Tú, TU HIJO Y LA ESCUELA

Ken Robinson  

0


Fragmento

Agradecimientos

 

Según reza una vieja leyenda, la única pregunta de un examen imperial de la China antigua era: «¿Qué sabe?». El candidato que daba la respuesta más larga obtenía el puesto de funcionario de la corte imperial. Cuando me propuse escribir un libro sobre educación para madres y padres, tuve una sensación parecida. La educación abarca tantos temas y las familias son tan diversas que tardé un tiempo en saber qué decir, de entre todo lo que se me ocurría. La respuesta, por supuesto, fue centrarme en lo que considero más importante y reconocer que, siempre que se abordan temas como estos, es imposible dejar a un lado los valores personales. Casi todo lo que expongo aquí se sustenta en investigaciones y experiencias profesionales y lo he tratado con la mayor objetividad posible. Parte de ello está influido, como es natural, por mi concepto de educación. Espero que quede claro qué es qué y por qué ambos aspectos son importantes.

Recibe antes que nadie historias como ésta

Como la educación es un campo tan amplio, y nadie lo sabe todo, estoy profundamente agradecido a todas las personas a las que acudí en busca de consejo y quienes a menudo me sacaron de mi error en hechos objetivos y me libraron de caer en un atolladero. Como de costumbre, no puedo mencionar a todo el mundo o jamás terminaría, pero sí quiero nombrar a las siguientes, quienes me dieron expertos consejos sobre temas específicos: Lily Eskelsen Garcia, Laura Gross, Bob Morrison, Andy Hargreaves, David Price, Peter Gamwell, Hadley Ferguson, Richard Gerver, Pasi Sahlberg, Kate Robinson, Anthony Dunn, Jerry Mintz, Elliot Washor, James Robinson, Cynthia Campoy-Brophy, Mitchell Bass, Michele Kin ...